Inicio > Servicios Diemo > Mercado de aplicaciones móviles revoluciona las comunicaciones

Mercado de aplicaciones móviles revoluciona las comunicaciones

Así como se crearon tiendas, almacenes y bodegas para agrupar productos, los sistemas operativos de cada teléfono vienen con una bolsa para conseguir y descargar sus programas. Denominadas como tiendas de aplicaciones, son lugares donde se cuelgan todo tipo de herramientas a las que el usuario puede acceder de manera gratuita y en algunos casos pagando bajos costos.
El mercado que Apple ayudó a crear consta de un sistema mixto de aplicaciones gratis como redes sociales, portales y herramientas básicas que brindan al usuario la posibilidad de entretenerse sin pagar una licencia para su uso.
Otro tipo de aplicaciones son las pagas, estas se diferencian de las gratuitas por los servicios que ofrecen (en algunos casos las gratuitas son muestras de las versiones pagas que ponen un límite de lo que el usuario puede hacer).

Lo anterior no significa que toda aplicación paga sea excelente o que todas las gratuitas sean limitadas, todo depende del desarrollador y la finalidad de la aplicación. Por ejemplo, una aplicación de una red social será gratis y lo más completa posible porque entre más popular, más serán el número de usuarios registrados en la red, lo que les traerá beneficios.
Caso totalmente diferente sucede en una aplicación como Word office, que vende el servicio y la licencia de una herramienta, o la aplicación “demo” del videojuego de la temporada, que permitirá jugar uno o dos niveles y después requerirá un pago para continuar la experiencia.
Una aplicación puede costar desde 0.99 dólares hasta los 50 dólares dependiendo el caso. Es común que las aplicaciones en su mayoría cuesten 0.99 dólares, 3 dólares y 10 dólares.

Las aplicaciones como las calculadoras, informes del tiempo, editores de fotos, reproductores son las de menor costo, mientras que aplicaciones como diarios, paquetes de oficina y juegos oscilan entre los 10 y 20 dólares.
En la mayoría de los casos el precio es equivalente a la cantidad de componentes y la autonomía que puede llegar a tener una aplicación. Una vez descargada no se deberá pagar más por una aplicación, las actualizaciones posteriores de la misma serán automáticas.
Las tiendas virtuales más populares son el Google Play Store de los androids y el App world de Apple. Estas reciben pagos por medio de tarjetas de crédito y en el caso de Google permiten la compra de tarjetas de bono que se pueden redimir por esta clase de productos informáticos.

Google es de alguna manera el gran visionario en este mercado, su interés por democratizar y expandir una tendencia los hace desarrollar múltiples aplicaciones con un excelente desempeño y ofrecerlas de manera gratuita, como el famoso Google Maps.
En el caso de la venta de bonos, pretenden brindar un acceso a las aplicaciones móviles a todas las personas que no cuentan con una tarjeta de crédito o que simplemente no quieren utilizar sus cupos en este tipo de compras virtuales.

Comunicaciones Diemo
@midiemo

  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: