Inicio > Banca Móvil > Celulares, billetera digital contemporánea

Celulares, billetera digital contemporánea

Hace algunos años se pronosticaba que el teléfono celular serviría para ver películas, realizar video llamadas o saber al instante lo que sucedía en el otro extremo del planeta. ¿Lo recuerda? Hoy, esas predicciones son una realidad.

Ahora llega un nuevo pronóstico: en un par de años usted solo necesitará su celular para pagar el diario en el supermercado, el pasaje del bus o unas galletas en la pulpería.

Este nuevo pronóstico tiene todo el respaldo técnico para cumplirse. De hecho, ya pasó la etapa de pruebas y es parte de la vida cotidiana de cientos de usuarios en todo el mundo.

La clave es un nuevo tipo de conexión conocida como Near Field Communication (NFC, comunicación de campo cercano) y que está siendo incorporada a muchos teléfonos celulares, algunos de los cuales ya se venden directamente en Costa Rica, como, por ejemplo, el Nexus, el Galaxy S III y el Xperia S.

El NFC es una conexión de muy reciente creación. Apenas en el 2004 las compañías Nokia, Phillips y Sony definieron sus primeros estándares; es decir, las reglas de juego que cimentan su funcionamiento y permiten a otros interesados aprovechar la tecnología.

De manera resumida, lo que permite es que dos dispositivos que se acercan compartan información. Llevado al campo de los pagos móviles, permite que un celular inteligente que integra la información de una tarjeta de crédito o débito (y, tras esa tarjeta, una cuenta bancaria, al fin y al cabo) pueda autorizar un pago mediante un lector en un comercio.

Si el dueño del celular así lo decide, no sería necesario que el teléfono le pida una clave para autorizar ese pago.

Basado en la tecnología NFC, Google ha creado un sistema, el Google Wallet (billetera Google), que permite llevar en el celular los datos no de una, sino de varias tarjetas de crédito y débito, así como incluir digitalmente los cupones de descuento y de ofertas especiales que usted gana o aplica en una tienda.

El papel y el plástico se convierten en bits, que se pueden manejar de manera más segura: la información viaja encriptada a través de Internet, y usted también puede ponerle al teléfono un pin que solo usted sepa para activar un pago.

Si le roban el teléfono, pero no saben los pines de acceso, no servirá para realizar compras, explica el gigante Google. Además, en el momento en que usted comunique el robo, sus tarjetas quedarán bloqueadas, como sucede con las físicas.

                                                                                                                     @midiemo

                                                                                                           Comunicaciones Diemo

  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: